El deportivo - Noticias deportivas

La balanza de la Dimayor

2017-03-03 14:30
9867

Pese a que las determinaciones y sanciones del ente rector del fútbol en Colombia son habitualmente controvertidas, sus posturas suelen ser coherentes con los antecedentes

  Foto: Tomada de Twitter

 
Las últimas resoluciones de la Dimayor, en relación a los castigos y contravenciones para jugadores y clubes, han generado ampollas dentro de las diferentes aficiones por parecer injustas, desproporcionadas o disímiles para unos y otros.
 
Los recientes fallos que incluyen cierre de tribunas, suspensiones por agresión a rivales y simulaciones, han suscitado controversia y han rememorado situaciones similares que, para algunos, no se han juzgado igual.
 
Las sanciones promulgadas por la Comisión Disciplinaria del Campeonato se rigen por el Código Disciplinario Único de la FCF y, por ende, sus decisiones deben ajustarse a lo que en dicho código se consagre.
 
La suspensión de Darío Rodríguez por fingir una agresión el torneo pasado, la patada de Maxi Núñez al jugador de Rionegro Águilas y el comportamiento de los aficionados de Nacional en el Estadio Atanasio Girardot, dieron espacio a nuevas críticas y, para ello, es pertinente analizar dichas resoluciones.
 
Darío Rodríguez: Al jugador de Atlético Bucaramanga lo sancionaron con dos semanas de suspensión y una multa de $41.367.240 por aparentar un golpe de Abel Aguilar en las semifinales ante Cali del semestre anterior. Debido a esto, el jugador se perdió el juego de vuelta y hubo protestas por considerar desmesurado el castigo.
 
En diciembre de 2008, Emerson ‘El Piojo’ Acuña engañó al árbitro en el juego Junior – América y provocó un penal inexistente. Acuña estuvo suspendido una fecha y tuvo una multa de $2.700.000 pesos.
 
Comparando ambas situaciones, se pensaría que la sanción a Rodríguez es demasiado estricta, pero el literal f del artículo 64 del CDU indica que la infracción da para: “Suspensión de dos (2) semanas a tres (3) meses y multa de sesenta (60) a ochenta (80) salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la infracción por actuar con intención de causar una decisión incorrecta de un oficial de partido o contribuir en un error de juicio y en consecuencia hacerlo adoptar una decisión incorrecta”.
 
Maxi Núñez: El delantero de Millonarios tuvo un desliz en su comportamiento habitual y agredió a un rival sin estar ya el balón en disputa. Recibió una suspensión de 4 fechas por tal acción, pero muchos se preguntaban por qué a Gerardo Bedoya le habían dado 11 fechas por una situación similar. Aunque las circunstancias son parecidas, en el artículo 47 del CDU, la reincidencia es un agravante y, a comparación de Bedoya, Núñez no es reincidente.
 
Cierre de tribuna para Nacional: En el reciente partido del 12 de febrero de 2017 entre Nacional y Rionegro, se registró mal comportamiento de los aficionados ‘Verdolagas’ y el Comité Disciplinario del Campeonato determinó que su próximo juego como local “deberá disputarse con la suspensión parcial de la plaza en la tribuna norte baja”
 
Lo estipulado generó antipatías y se insinuó que la Dimayor es demasiado laxa con Nacional, pero en una infracción que el CDU percibe como similar, América de Cali fue castigado con la suspensión parcial de la tribuna sur en 2016  por un mensaje ofensivo en dicha plaza.
 
El CDU indica en el artículo 84 que “Los clubes serán responsables, sin que se les impute una conducta u omisión culpable, de la conducta impropia de los espectadores”, y ambos hechos están tipificados como tal.
 
eldeportivo.com.co / Edwin Cómbita - Twitter: @edwincombita

  Articulos Relacionados




  •   'El único ha sido Millonarios'
  •   Tribunas cerradas