\

El escándalo del año

Por Alejandro Aguilar Briceño
@AlejoAguilarB

Sin duda alguna la Federación Colombiana de Fútbol se llevó el premio mayor por lo que pasó con la SIC

December 17, 2018
FOTO tomada de Internet


Desde 2017 se viene manejando la información sobre el escándalo de reventa de boletería para los partidos de la Selección Colombia en Barranquilla, durante las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, hasta este año todo explotó a gran escala, puesto que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) dio a conocer públicamente detalles inéditos de la investigación como cifras, nombres y ‘modus operandi’.

Las empresas TicketShop y TicketYa por supuesto se vieron involucradas y la primera de ellas fue multada con 740 millones de pesos. Sin embargo, la Federación Colombiana de Fútbol no pasó invicta porque se le abrió pliego de cargos, se inició un proceso en el comité ético de la FIFA e incluso intervino la Fiscalía General de la Nación.

(Vea AQUÍ las acusaciones de Perdomo contra varios dirigentes)

Luego que el entonces superintendente Pablo Felipe Robledo hablara antes los medios de comunicación y sacara a la luz pública todos los detalles de la denominada red de reventa, que se habría confeccionado conjuntamente entre las empresas encargadas de la distribución y la FCF, se conoció que el máximo ente del fútbol colombiano interpuso una acción de tutela para evitar que se siguiera filtrando información.

La SIC calificó de insólita la decisión de la Federación, pero a fin de cuentas habrían terminado acatando la misma, teniendo en cuenta que el tema no se volvió a tocar y mucho menos después que Robledo dejara el cargo después de 6 años; en nuevo superintendente es Andrés Barreto González, quien asumió en el punto más álgido del escándalo y no se ha referido al mismo.

Desde entonces todo ha sido silencio y más allá que se pudo conocer que la Fiscalía visitó la sede administrativa de la FCF y se llevó algunos computadores y papeles que pudieran ser pieza clave de la investigación, que es distinta a la de la SIC, todo se enfrió y es reserva del sumario.

(Vea la explicación de la FCF a la tutela en contra de la SIC)

La SIC solicitó el testimonio de Luis Bedoya, expresidente del ente rector del fútbol colombiano, pero se desconoce qué tipo de información pudo entregar, así como lo que también aportó Jorge Fernando Perdomo, quien acusó de recibir coimas a varios miembros de la FCF y por este motivo habría terminado marchándose por la puerta de atrás de la Dimayor, entidad que presidió por un tiempo importante.

Sin duda todo lo que pasó merece ser considerado como el mayor escándalo del año en el deporte colombiano.

eldeportivo.com.co