El deportivo - Noticias deportivas
¿Armstrong y quién más? - eldeportivo.com.co

Opinión-Columnistas

Edwin Cañón

Edwin Cañón

Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana, socio y miembro de la junta directiva de Acord Bogotá. Pertenece a El Deportivo desde su fundación.

¿Armstrong y quién más?

21 Enero 13

 

La confesión del ‘doping’ de Lance Armstrong es un hecho que da para sospechar, de ahora en adelante, de todos los resultados positivos de aquellos atletas que dominan el mundo del alto rendimiento a nivel internacional.

En la época de los siete Tours de Francia que ganó Armstrong, muy pocos sospechaban que había algo oscuro detrás de esas victorias, pues los exhaustivos controles que se les practicaban a los pedalistas en plena competencia eran una garantía de limpieza.

Incluso, el alto número de muestras positivas hacía pensar que los ‘vampiros’, como son conocidos quienes toman las muestras de sangre en el ciclismo para analizarlas, estaban cumpliendo con su labor. Sin embargo, la forma en que Armstrong eludió dichos controles da para pensar que no es el único deportista de élite que lo hizo, que lo está haciendo o que lo hará. 

La manera en la que Armstrong subía las montañas del Tour, sentado, sin atacar y simplemente imponiendo un paso tan fuerte que únicamente era resistido por dos escaladores natos como el español Joseba Beloki y el alemán Jan Ulrrich, hacía creer que Lance era un corredor más inteligente que los demás por saber dosificar su fuerza.

Pero, a la hora de destruir los cronómetros en las contrarreloj, terreno en el que sus rivales de la montaña eran débiles y quedaban sin posibilidades de luchar en la clasificación general contra él, se veía que era el corredor más completo del mundo. Solo le faltaba ganar etapas en el embalaje.    

Esta imagen, la del superhombre que derrotó al cáncer para ser el mejor ciclista del planeta y casi que de la historia, hacía de él un héroe para muchos que lo tenían como ejemplo a seguir.

Ahora, con el destape de su ‘doping’ se entiende cómo pudo ganar los siete Tours tan cómodamente. Pero también se derrumba el ídolo y la credibilidad en quienes superan de lejos a los demás, todos quedan bajo sospecha.

Desde este punto de vista, ya no sería sorprendente que en el futuro se destapara un escándalo similar con figuras de la talla de Usaint Bolt, Yelena Isinbayeva o Rafael Nadal, por nombrar unos pocos.

Lo lamentable, también, es que en el caso del Tour, no se le entregue la corona de los años en los que ganó Armstrong a quienes fueron segundos, competidores no hicieron trampa, o por lo menos por ahora no se les ha descubierto. 

Torneos