-->
El deportivo - Noticias deportivas
¿Clase de periodismo? - eldeportivo.com.co

Opinión-Columnistas

William Rodríguez

William Rodríguez

 

Bogotano de nacimiento y periodista de profesión. Desde hace dos años es el Jefe de Redacción de El Deportivo. También trabajó en el desaparecido Diario Deportivo y en la Revista F&uacut

¿Clase de periodismo?

29 Abril 13

“Ojo: agarrón en vestuario de Millos luego de pobre presentación ante Quindío. Se confirma lo denunciado por @MelukLecuenta hace unos días”, escribió el sábado en la noche, en su cuenta de Twitter, Norbey Quevedo, Editor de Investigaciones de El Espectador, segundos después del empate de Millonarios en Armenia. Tan pronto leí ese tuit lo primero que se me vino a la cabeza fue que el presunto ‘soplón’ del camerino azul tiene el dedo más rápido del oeste, porque no podía creer que más se había demorado Millos en llegar al vestuario visitante del Centenario que la información viajar desde ‘El Jardín de América’ hasta el teléfono de Norbey. Pero como a uno algo le quedó de lo que vio en la Universidad, y en particular de lo que en una ‘clase de periodismo’ me enseñó el mismo Norbey Quevedo, tomé mi celular para contrastar la versión inicial con una fuente oficial: el técnico Hernán Torres, a quien casi le da un yeyo cuando le pregunté que “¿si era verdad que había habido un “agarrón” en el camerino de Millonarios?”. “¿Quién dijo eso? No puedo creer lo que usted me está diciendo. ¡Eso es MENTIRA! Acá vamos en el bus para Pereira y todo está bien. Esto es increíble”, me contestó atónito. Le conté que un prestigioso periodista lo había acabado de publicar en Twitter y me dijo: “Se da cuenta, William: me quieren desestabilizar el equipo a punta de chismes. Eso ya es malintencionado. Yo creo que hay una ‘mano negra’ detrás de todo esto”. Y siguió: “Si hubiera habido algún problema en el camerino, yo se lo digo William. Yo soy así: sincero y frentero”. Después de escribir lo anterior en mi cuenta de Twitter, alguien me dijo que “era lógico que Torres no aceptara lo del, supuesto, ‘agarrón’ para no hundir a sus jugadores”. Puede ser verdad. Pero, en primer lugar, el DT de Millos sabía que mi llamada no se trataba de una entrevista oficial, sino de una conversación informal; y, en segunda medida, yo le creí a sus palabras. Aclaro que Hernán Torres no me pidió que escribiera esta columna. Ni más faltaba. Ese no es mi estilo. Mi intención no es defenderlo, pues en el aspecto netamente futbolístico se ha equivocado y también lo he criticado. Simplemente dejo constancia de dicho ejercicio periodístico para que usted, estimado lector, saque sus conclusiones. ¿Que Millos no juega bien? Sí, es verdad. Pero, ¿que el principal argumento para criticar el mal momento azul sea ventilar la intimidad del plantel? Mmmm... No creo que ese sea el camino. Y mucho menos insinuar, como lo hizo Norbey, también en Twitter el sábado en la noche, que jugadores como Wason Rentería y Fredy Montero “se roban la plata”. No ‘profesor’ Norbey, eso no fue lo que usted me enseñó en la Santo Tomás. 

Torneos