El deportivo - Noticias deportivas
Living la Liga loca - eldeportivo.com.co

Opinión-Columnistas

Javier León Herrera

Javier León Herrera

Escritor y periodista español con dilatada experiencia deportiva en prensa, radio y TV, egresado de la Universidad Complute.

Living la Liga loca

05 Mayo 14

El sábado parecía que Lafita, autor de los dos goles del Getafe en el Camp Nou, el último en tiempo de descuento que significaba el empate definitivo, había extendido una alfombra verde para que el Barcelona le devolviera al Atlético en la última fecha el pasillo que le hizo en el estadio Vicente Calderón el año pasado como flamante campeón de Liga.
 
Un día después, solamente un gol de Ronaldo para el Real Madrid, una filigrana propia de un gran genio como es el portugués, también en el descuento de su partido, evitó que el Barcelona del ‘borrón y cuenta nueva’ de las declaraciones post partido de Xavi dependiera de sí mismo para ganar la Liga, cosa que todavía podría hacer este próximo miércoles si el equipo de Ancelotti no resuelve con una victoria su partido pendiente en Valladolid.
 
Mayor locura, emoción y pasión, mayor demostración de la ilógica lógica del balompié no se puede pedir a una Liga BBVA que era muy aburrida, según consta en hemeroteca en declaraciones pretéritas de algunos gurús lengüilargos que viven de y para el fútbol, de cuyo nombre no quiero acordarme.
 
El fútbol español está muy de enhorabuena, su Liga mucho más, pues además de semejante e intenso final, ha revalorizado su caché metiendo en la final de la máxima competición mundial a nivel de clubes a dos de sus equipos, los eternos rivales madrileños, una nueva versión de David contra Goliath debido a la abismal diferencia de recursos y presupuesto, que promete sin embargo una final de altos quilates merced al dulce momento por el que ambos atraviesan. Si los voceros blancos de tendencia displicente dan la final por ganada, como hicieron el año pasado en la Copa del Rey, se pueden llevar otra sorpresa.
 
El Atleti actual merece respeto y prudencia de todo el mundo, y si bien es cierto que en la Copa sucumbió, en la Liga le aventaja en sus dos enfrentamientos directos, aunque desde luego por todo y todo el Real Madrid parte como favorito para conquistar su décimo galardón continental.
 
Si el año pasado la Bundesliga sacaba pecho con una final alemana, este año el pecho se lo han partido, sobre todo el Real Madrid, que dejó a tres teutones por el camino, al último de ellos, su legendaria bestia negra, de manera especialmente oprobiosa y humillante con derroche mundial de bombo y platillo, vengándose a su vez de lo que el equipo bávaro había hecho el año anterior al todavía vigente campeón del campeonato español, y dejando de paso tocado a su técnico, un Guardiola que ha recibido una buena dosis de críticas, las menos futbolísticas, las más fundadas en fobias varias procedentes de cierto sector del madridismo, que desde luego ni le perdona ni le perdonará haber personalizado un ciclo ganador y abrumador del rival culé que arrasó con 14 de los 19 títulos que disputó y dejó de paso en el camino goleadas históricas como el 2-6 o el 5-0. 
 
No se puede pedir más. Todo es posible, desde el triplete del Madrid, sueño dorado blanco, hasta el hecho de que en el presunto annus horribilis azulgrana hacia la obligada renovación lo que acabe renovando sea el título liguero que Xavi, Busquets, el Tata y todo el barcelonismo daban ya por perdido. Particularmente no creo que a este Atleti de Simeone le vayan a temblar las piernas, pues por ahora es el único que depende de sí mismo.
 
El Cholo ha enterrado el espíritu del Pupas y en una supuesta última jornada convertida en auténtica final en el Camp Nou, todavía habría que apostar por ellos. Se lo merecen, todo lo contrario de los catalanes, que pueden acabar venciendo, pero es obvio que en el presunto último año del post guardiolismo no han convencido a nadie. 
 

Torneos